El Taller

Desde 1977 en Vigo.

ABRACADABRA es una antigua palabra mágica evocadora e invocadora de posibilidades de superación. Hoy ABRACADABRA es en Vigo la palabra que ha servido desde hace años para abrir las puertas del arte a muchos que supieron por fin que las técnicas se pueden aprender, no importa la edad y muchos niños supieron que nacen artistas y sólo falta encontrar el entorno.

Ese lugar fue fundado en 1977 por el matrimonio de pintores y grabadores argentinos Ana Pasarín y Alberto Castro Couso, que habían llegado a Galicia hacía entonces tres años para hacer una serie de exposiciones. Castro Couso nos relata las circunstancias

«Nos dimos cuenta que Galicia carecía aún de lugares de formación pictórica. Supimos asi que podíamos devolver a esta tierra lo que nuestros padres gallegos nos habían dado con su lucha de inmigrantes.»

Ana Pasarín interviene para aclarar:

«Nuestros conocimientos pedagógicos y artísticos nos impulsaron a la creación de ABRACADABRA, nunca nos motivó el deseo de hacer dinero; en Buenos Aires teníamos un largo curriculum artistico. Queríamos que se superara aquí la ancestral mala costumbre de torturar a niños y adultos con la insistencia en la copia sin ningún sentido pedagógico, sin posibilidades creativas y con total desconocimiento de la técnica de la obra. Y aunque hoy pululan supuestos maestros de pintura que contentan a sus alumnos con una lámina para copiar; hay quien se da cuenta que aprender a hacer arte es otra cosa y siempre queda ABRACADABRA para seguir el buen camino».

Deduzco entonces que no traían el deseo de dedicarse a la enseñanza.
Castro Couso nos habla de ello:

«Por cierto, lo que ya cumple varios años surgió porque era necesario y lo demuestra el hecho de que desde entonces mantenemos siempra la misma cantidad de alumnos pues unos se van, se independizan, exponen individualmente y otros comienzan su camino para el cual sólo necesitan mucha voluntad de trabajo.

Últimamente hemos visto varias exposiciones de nuestros alumnos que han tenido un extraordinario éxito. Por supuesto que ellos están entusiasmados porque se dan cuenta que sus obras son producto de su imaginación y su conocimiento.