CLASES

Que hacemos

Taller de Arte Creador Infantil

 

En el Taller de Arte Creador Infantil se trata que los niños usen su capacidad para crear, inventar, imaginar, desperezar su mente y ponerse a trabajar con sus manos. Porque no se trata solo de pintar o dibujar, o modelar o grabar, no es solo eso. Es mucho más. Se trata de utilizar el medio plastico para desarrollar su personalidad creativa. Porque la creatividad se desarrolla en la libertad para imaginar y crear; eso les enseña que no todo es destruccion o pesimismo. Que creando con sus manos aprenden a valorarse. Que con su esfuerzo obtienen beneficios que valieron la pena y que merecen volver a hacerse.

 

El trabajo plástico de un niño no debe ser imitación, aunque erroneamente pensemos que son imitadores, (no son monos, sino descubridores). No imitan sino que expresan su personalidad. Dicen lo que tienen dentro, y su propia forma de ver, por eso jamas piensen que el dibujo de un niño debe parecerse a la realidad. Un niño no dibuja la realidad, sino lo que más le llama la atencion y lo que quiere ver plasmado en su obra.

CLASES

Taller de adultos

Aproximadamente desde los trece años en adelante, sin límite de edad y con la única condicion de tener el deseo de aprender a pintar, dibujar, grabar, SIN COPIAR, sino conociendo la técnica y trabajando del natural y de imaginación.

Aprenden a organizar el cuadro, sabiendo cómo actúa la percepción en ese recorrido visual y cómo deben lograr la unidad dentro de la variedad.

Aprenden a elaborar correctos bocetos para trabajar en la técnica del grabado xilográfico. En los bocetos previos a la obra definitiva en grabado, está la clave de la buena obra, pues deben lograr el equilibrio entre las masas de blanco y negro, consiguiendo variedad y unidad.
La posterior incisión de las diversas planchas y su correspondiente entintado y estampado, completan el ciclo de esta actividad mágica y creativa.

Aprenden la teoría del color, lo cual les permite conocer cómo actúan perceptiva y psicológicamente los colores y así organizar sus propias obras SIN COPIAR LÁMINAS NI TRABAJOS AJENOS.

El dibujo es una disciplina que se debe ejercitar continuamente, por ello aprenden a observar el modelo natural y trasladarlo a su cuadro, valorizando cada uno de los planos de profundidad.
Con el empleo del carbón, tinta, lápiz, ejercitan la vista y la mano en la realización del modelo del natural y en la creación imaginativa de sus obras.

 

 

En todo momento, la enseñanza se realiza de modo individual, se va siguiendo y orientando a cada alumno según sus particulares avances y su ritmo de aprendizaje.